Madrid es la región más barata de Europa para remesar
El precio de enviar remesas desde Europa
Remesas.org ha realizado el primer estudio comparativo de los precios que tiene enviar remesas desde la
Unión Europea para la Consejería de Inmigración y Cooperación de la Comunidad de Madrid. Según este
estudio Madrid es la región más barata para emitir remesas de Europa. El precio para enviar una remesa
desde Madrid es un 0,2% menor que en el resto de España.

-En España se ha roto la unidad de mercado en el precio de las remesas. Es el único mercado de Europa
dónde los grandes operadores trabajan con diferentes tarifas según la Provincia en la que se ofrezcan. Esta
situación es debida a que la competencia entre empresas remesadoras no existe de forma homogénea en
todo el territorio, sino solamente en ciertas ciudades que coinciden con las que concentran grandes grupos
de inmigrantes y las empresas remesadoras que les siguen. De las 61 empresas remesadoras registradas
en España, una está radicada en Vigo, otra en Tenerife, tres en Málaga, seis en Cataluña y cincuenta en
Madrid

-Madrid es la región más barata para emitir remesas de Europa debido a la intensa competencia entre
empresas remesadoras. El envío medio desde Madrid para una remesa de 150 euros y para los ocho
principales destinos de las remesas de Europa es del 7,79%. Los mercados más caros son Alemania, con el
13,1% y el Reino Unido, con el 11,2% seguidos por Francia, con el 11,0%, Italia con el 10,83% y España (no
Madrid) 7,97%.

-Pudiera pensarse que las remesas desde España son más baratas que desde Alemania por sus inferiores
costes laborales o de estructura, como corresponde a un país con renta inferior. No obstante, remitir desde
España es más barato que hacerlo desde otros países europeos de renta menor que la española como
Portugal o Grecia.

-El reducido precio de España se debe a que existe una notable competencia en el mercado: En España hay
tantos locutorios como en todo Estados Unidos, para una población inmigrante de muy inferior dimensión.
Según los datos del Banco de España, al cierre del ejercicio 2007, había en España un total de 9.189
personas físicas y 4.363 personas jurídicas ejerciendo como agentes de empresas remesadoras. Entre
todos, ofrecían sus servicios por medio de 23.458 locales diferentes por toda España. Uno por cada 2.000
habitantes, o bien uno por cada 200 extranjeros. Habitualmente se trata de locutorios, aunque también
incluyen otros tipos de negocios como agencias de viajes. En Estados Unidos, en cambio, había al cierre de
diciembre de 2008 un total de 24.003 “money transmitters” registrados ante el Departamento del Tesoro,
fundamentalmente locutorios y “tiendas étnicas”.

-El reducido precio en Italia se debe a que cada locutorio representa a varias empresas remesadoras, por lo
que existe una viva competencia en el punto de venta. En España, en cambio, cada agente solo puede
representar a una empresa remesadora por lo que no existe competencia dentro el punto de venta. Es como
si los supermercados solo pudieran vender una única marca de cada producto. España compensa este
hándicap con el mayor número de remesadoras de Europa, 61.

-Los elevados precios del Reino Unido, Alemania y Francia indican una competencia deficiente. El caso del
Reino Unido se debe a la total ausencia de regulación, lo que impulsa pequeñas inversiones en el sector,
pero inhibe las grandes apuestas por el mercado. El resultado es que existen en el país más de 2.000
empresas remesadoras, pero 1.500 de ellas tiene un solo establecimiento. Alemania y, sobre todo, Francia
son justo el caso contrario, dónde el exceso de regulación hace imposible la competencia. En Francia solo
han podido obtener licencia de remesadores cuatro entidades.

-Es necesario señalar que ese precio medio del 7,79% de Madrid es muy reducido comparándolo con otros
países europeos, pero no tanto en términos históricos, los inmigrantes españoles que enviaban remesas
desde Iberoamérica a principios del siglo XX pagaban de media un 0,5% de las cantidades enviadas.

-Los países de destino también tienen un papel en los precios de las remesas. Un destino exótico como
Filipinas disfruta de precios reducidos debido a la presencia por toda Europa de empresas remesadoras de
esa nacionalidad que compiten ferozmente por el mercado. Solo en España hay tres empresas de esa
nacionalidad, pero no hay ninguna ecuatoriana, colombiana o boliviana, por mencionar los tres principales
destinos de las remesas de España.

-Esto implica que los inmigrantes basados en Madrid pagaron 62 millones de euros menos por enviar
remesas en 2007 que si hubieran realizado sus giros desde Alemania. (2.020 millones de euros de remesas
de 2007, dividido por un giro medio de 150 euros y aplicando el % arroja la cantidad de 104 millones. Desde
Alemania, las mismas transacciones hubieran costado 176 millones de euros).

-No solo remitir fondos desde Madrid es más barato, sino que ese precio reducido crea otra situación
cualitativamente distinta. Un inmigrante en Madrid puede tener una vida transnacional, enviando fondos a
sus familias con regularidad, e incluso atendiendo urgencias con giros no previstos y de pequeño montante.
Desde Alemania, en cambio, el envío de remesas desde países es inhabitual, más espaciado en el tiempo
para eludir el elevado coste de las transacciones.


Descargue
aquí el resumen del informe "¿Cuanto cuesta enviar enviar una remesas desde  Europa"
    Remesas
.org
Cooperación

Formación

Investigación
Inicio

Nosotros

Contacto